La Fundación Artemisan ha puesto en marcha el proyecto ‘Framework: potenciando la biodiversidad’, que tiene como objetivo diseñar y desarrollar un nuevo método de agricultura alternativa denominada ‘Agricultura sensible a la biodiversidad’, que promueva los servicios ecosistémicos combinando la mitigación de los problemas agrícolas y la conservación de la biodiversidad.

Fundación Artemisan participa en este proyecto con uno de los 11 estudios pilotos que se van a desarrollar a nivel europeo, en el caso español en el municipio de Aguilar de la Frontera (Córdoba), con un horizonte temporal de cinco años. Cada estudio piloto se utilizará para fomentar un cambio en la región mediante la implantación de prácticas agrícolas que servirán como ejemplo a otros agricultores, buscando una transformación en el sistema de producción de toda Europa.

El municipio cordobés de Aguilar de la Frontera acogió el pasado viernes la presentación del proyecto, con la presencia de su regidora, Carmen Flores, el concejal de agricultura y Medioambiente, Manuel Olmo, el técnico responsable de la Fundación Artemisan, Gonzalo Varas, el delegado de la Federación Andaluza de Caza en Córdoba, Francisco Javier Cano, y el presidente de la Sociedad de Cazadores y Club Peña el Coto de Aguilar, Cristóbal Reina.

En Aguilar de la Frontera se ha formado ya el grupo de agricultores “avanzados” que van a actuar para mejorar el medio agrícola y favorecer la biodiversidad, decidiendo cómo y cuándo actuar, pero siempre apoyados por el “facilitador”, en este caso la Fundación Artemisan, que monitorizará las actuaciones, supervisará las actividades de gestión de la biodiversidad e implementará y hará seguimiento y evaluación de las mismas.

Las zonas de actuación de Framework se engloban en una superficie de unas 350 hectáreas, correspondientes a fincas experimentales, principalmente de olivar y, ocasionalmente, de viñedo, ubicadas dentro del coto de Aguilar de la Frontera. Además, existe otra zona de similares características donde no se van a realizar actuaciones pero que servirá de control para comparar y ver la evolución de las poblaciones de distintas especies.

Durante el mes de octubre y lo que va de noviembre, ya se han tomado los primeros datos para monitorizar la evolución de distintas especies animales en ambas zonas y se están planificando las actuaciones a desarrollar en los terrenos agrícolas, que estarán principalmente centradas en las coberturas vegetales.

Cabe destacar la colaboración de la Federación Andaluza de Caza y de la Sociedad de Cazadores y club Peña el Coto de Aguilar, que actuará como nexo de unión dentro del proyecto y que ha sido el principal motor para la selección de los terrenos de Aguilar de la Frontera como lugar de desarrollo de Framework, especialmente por la estrecha relación existente entre los agricultores y la Sociedad.