Jesús Nadal, Jesús Llorente y José Antonio Pérez

El principal problema al que se enfrenta la codorniz es la destrucción de su hábitat. La agricultura tiene como objetivo obtener el mayor beneficio económico de las cosechas, el problema es que esto choca con los intereses ecológicos de la fauna silvestre. Los animales quieren aprovechar al máximo el refugio y los alimentos que les ofrecen los cultivos, por eso las codornices y otras aves sincronizan la puesta, la eclosión y el cuidado de los pollos con la maduración del cultivo. De ahí que cuando se cosechan los campos, la mayoría de las aves se encuentran durante el nacimiento y la atención de los pollitos recién nacidos.

De esto se desprende que una de las mejores estrategias para tener codornices, perdices y aves en nuestros campos es retrasar la fecha de la cosecha. Sin embargo, esto resulta contraproducente para la cuenta de resultados económicos del agricultor. Existen muchas acciones que podemos aplicar para fomentar las codornices y las aves silvestres en los agrosistemas.

En la Meseta Norte, concretamente en León y Soria estamos ensayando para cuantificarlo, el rendimiento de las parcelas cultivadas en bandas alternas con rastrojos (barbechos). La prueba la hacemos sembrando un cereal (trigo) y también con una mezcla de semillas avena, cebada (cereales) con esparceta (pipirigallo, leguminosa) en dos y tres hojas, con el propósito de crear el mejor hábitat para las aves.

Actuaciones dentro del proyecto Coturnix, una iniciativa de ciencia ciudadana puesta en marcha por Mutuasport, con la colaboración de la Fundación Artemisan, la Real Federación Española de Caza, la Universidad de Lérida y las federaciones autonómicas y en la que participan más de 1.400 cazadores de toda España.

Vamos a medir los rendimientos que estas mejoras de hábitats producen en número de codornices y abundancia de aves. Nuestro propósito es conseguir que estas labores se incluyan en los nuevos ecoesquemas de la PAC, para que los agricultores puedan percibir dinero por crear hábitats para la fauna silvestre. Así ellos protegerán el medio ambiente y la fauna silvestre, recibiendo la justa contraprestación económica por su trabajo.