La Fundación Artemisan aclara que la actividad cinegética está totalmente prohibida en toda España durante el tiempo que dure el actual Estado de Alarma. Y es que el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 no contempla ninguna excepción relacionada con la caza.

En este sentido, y ante la situación de excepcionalidad que vive nuestro país, Artemisan apela a la responsabilidad de todos los cazadores y gestores de cotos, que estamos seguros de que sabrán estar a la altura y a los que se anima a que sigan las indicaciones de la autoridad y apoyen con su ejemplo el necesario aislamiento.

La Fundación Artemisan considera que se trata de un momento en el que el sector cinegético debe estar a la altura de las circunstancias en esta batalla en la que solo podemos vencer como país desde el compromiso conjunto. Asimismo, quiere llamar a la responsabilidad de todas las administraciones, para que eviten generar aún más confusión a una situación que ya es lo suficientemente compleja.