Contar perdices y otra fauna silvestre no tiene fronteras

Cuando en 2015 nuestro director, Luis Fernando Villanueva, visitó a la Game & Wildlife Conservation Trust del Reino Unido, una de los proyectos que más le llamó la atención fue la monitorización de especies cinegéticas que esta entidad lleva realizando desde su creación, allá por los años 1930. En aquella visita, el coordinador del censo nacional de perdices de Reino Unido, Neville Kingdon, le explicó en qué consistía la recogida de datos y procesado de los mismos, en el que participan cada año cientos de cotos repartidos por todo el país.

Hace una semana, Neville visitó nuestra sede en Ciudad Real y una finca de Badajoz para conocer de primera mano las iniciativas de Fundación Artemisan en el conteo de perdices, liebres, tórtolas y otras especies en las que queremos mejorar la monitorización existente para garantizar su conservación y caza sostenible. Neville recalcó que a muchos cotos les cuesta “entrar en la dinámica de realizar conteos”, pero una vez que están dentro y van recibiendo los resultados con las recomendaciones de gestión, suelen ser muy constantes en la participación. También nos contó que muchos cotos cuentan ya con series de datos “de más de 50-60 años, lo cual ha permitido realizar investigación de gran calidad y conocer por qué en unos años hay más perdices que en otros a escala regional y nacional”. Una de las dificultades que Neville compartió con nosotros fue la incapacidad para realizar una recogida de datos digital, “dado que los británicos somos muy dados al envío de cartas en papel”.

Tuvimos la oportunidad de realizar una breve visita de campo a una de las áreas en la que se está trabajando para gestionar y conservar tórtolas en Badajoz, dentro del proyecto PIRTE. Tras mantener una reunión con la Federación Extremeña de caza y la sociedad de cazadores con la que se trabaja en esta área, Neville nos habló sobre las frecuentes reuniones que se mantienen con cazadores, gestores y propietarios para animarles a participar en los conteos, celebrando jornadas de formación porque “para que los conteos funcionen a gran escala, es necesario implicar a la gente y hacerles sentir parte de este tipo de actividades. Si esto se reduce sólo a pedirles los datos y devolverles unos resultados, es muy posible que la gente no participe por mucho tiempo. Escuchar sus problemas e inquietudes y compartir las distintas experiencias es un ejercicio más para que entre todos, podamos cambiar las cosas”.

Fundación Artemisan y Game & Wildlife Conservation Trust tienen un convenio de colaboración para trabajar conjuntamente en distintos proyectos e iniciativas, entre ellas la monitorización de especies, una de las prioridades para ambas entidades.

GWCT

Leave A Comment