El proyecto ‘AgroHábitat’ implantará un sistema agroambiental de buenas prácticas agrícolas para su inclusión en la nueva PAC

El proyecto ‘AgroHábitat’ implantará un innovador sistema de buenas prácticas agrícolas de cara a su futura inclusión en la nueva Política Agraria Común que se pondrá en marcha a partir de 2020. Así se avanzó ayer en la presentación del Grupo Operativo Supraautonómico Agricultura Sostenible y Biodiversidad, una iniciativa que reúne a agricultores, empresas, sector cinegético, científico y otros actores relevantes del mundo rural.

El vicepresidente de la Fundación Artemisan, José María Mancheño, ha señalado que “estamos muy orgullosos del trabajo que estamos desarrollando científicos, empresarios, agricultores y gestores cinegéticos trabajando el desarrollo de medidas innovadoras para recuperar la biodiversidad de los hábitats agroesteparios”. En esta línea, ha resaltado que desde la concesión de este Grupo Operativo “llevamos varios meses trabajando en búsqueda de fórmulas para la implantación sobre el territorio de un sistema agroambiental innovador de buenas prácticas compatibles con el medio ambiente y orientadas a incrementar la biodiversidad, garantizando la rentabilidad agraria”.

Y es que “es evidente el descenso, no sólo en España sino en toda Europa, de las aves ligadas a medios agrícolas. Por ello es el momento de tomar medidas y desarrollar este proyecto de Innovación y Transferencia Tecnológica, cuyo objetivo es aplicar medidas innovadoras de gestión que contribuyan a la recuperación de la biodiversidad de los hábitats agrarios”.

Asimismo, ha resaltado que este proyecto pretende, además, “servir de ejemplo para que estas actuaciones para la recuperación de la biodiversidad puedan ser incluidas como medidas de ayuda agroambiental en el próximo periodo de la PAC”.

La directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Isabel Bombal, ha destacado en su intervención que más allá de desarrollar proyectos e investigaciones, lo importante es que esa innovación que se genera se traslade al territorio, a los potenciales beneficiarios de ese conocimiento.

En este sentido, ha recordado que en la nueva PAC la sostenibilidad ambiental “va a ser un tema esencial”, por lo que considera que un proyecto como ‘AgroHábitat’ “es una iniciativa muy relevante, muy estratégica y que se desarrolla en el momento idóneo” de cara a esa negociación y a la propuesta de medidas agroambientales que va a realizar España.

El evento se ha celebrado en la sede de Asaja, cuyo presidente, Pedro Barato, ha señalado que se trata de “optimizar los recursos” y trabajar para que todos los sectores implicados en el mundo rural logren un buen resultado en la nueva reforma de la PAC.

LOS OBJETIVOS DE AGROHÁBITAT

El agente de Innovación del proyecto ‘AgroHábitat’, Carlos Díez, ha recordado que la recuperación de especies animales ligadas a paisajes agrícolas “es una prioridad para la UE”, lo que se une a que “se ha demostrado que ciertas prácticas agrícolas pueden ayudar a frenar el declive de especies que actualmente están en regresión”.

Con ese principio nace esta iniciativa, que se ha marcado cuatro grandes objetivos: Implantar en el territorio un sistema agroambiental de buenas prácticas agrícolas; mejorar la gestión de los recursos orientados a un aprovechamiento cinegético; establecer las bases para que en el próximo periodo de la Política Agraria Común a partir de 2020 existan líneas de ayudas agroambientales específicas para las medidas propuestas; y formar profesionales capaces de aplicar sobre el terreno medidas que compatibilicen producción y biodiversidad.

Para ello se crearán áreas piloto en varias comunidades, y en esas zonas se implantarán buenas prácticas agrícolas a través de diversificación de cultivos, márgenes multifuncionales, linderos y otros elementos del paisaje y control integrado de plagas. Se incorporará la medición y desarrollo de indicadores y se mostrarán y analizarán los resultados, trasladándolos a agricultores, propietarios, gestores y cazadores, administraciones, ONGs…

María José Hernández Sierra, subdirectora general adjunta de Modernización de Explotaciones del Ministerio de Agricultura, ha explicado la evolución de las medidas agroambientales en el marco europeo, y ha avisado de que cada vez tienen más peso, por lo que “la PAC 2020 exigirá mayor imaginación y especialización en la protección, mantenimiento y mejora de la biodiversidad”.

Carlos Sánchez, coordinador de Investigación de la Fundación Artemisan, ha afirmado que la mayoría del sector cinegético que quiere trabajar de manera efectiva en la mejora del hábitat, y para ello surgió una “oportunidad muy buena”, ya que “este Grupo operativo es la forma ideal de hacerlo”.

Desde AEPLA, Germán Canomanuel, ha detallado las causas de la disminución de la biodiversidad en los últimos años, y ha planteado la necesidad de desarrollar buenas prácticas para la mejora de la biodiversidad agrícola. Para ello ya se están implicando de manera muy importante las empresas relacionadas con la producción agrícola, algo que se potenciará con este proyecto.

Javier Viñuela, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, ha hablado sobre ‘Medidas sobre hábitat agrícola y medición y desarrollo de indicadores para la conservación de la biodiversidad y la sostenibilidad’ y ha avisado que no se puede olvidar que “agricultura, biodiversidad y caza están conectadas”, y ha destacado como indicadores a seguir la evolución de la perdiz y de otras aves esteparias, la ‘salud’ de los cultivos, y las poblaciones de plantas silvestres y artrópodos, anfibios y reptiles y determinados mamíferos como la rata de agua.

El evento se ha cerrado con una mesa redonda de los integrantes del Grupo Operativo en la que también ha participado un representante de SEO Birdlife.

DETALLES DEL GRUPO OPERATIVO

El grupo, coordinado por la Fundación Artemisan, está constituido además por la Asociación Nacional de Jóvenes Agricultores (ASAJA), la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), la Federación de Caza de Extremadura (FEDEXCAZA), la Federación Andaluza de Caza (FAC) y el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) y cuenta con el apoyo de la Organización Europea de Propietarios Agrarios (European Landowners Organization – ELO).

El grupo, que pretende ser un referente en los próximos años para que agricultores, gestores y conservadores alcancen un consenso que contribuya a mejorar la biodiversidad en el ámbito agrario, nació ante la convocatoria por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de subvenciones para la creación de grupos operativos supraautonómicos en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas.

Esta Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola (AEI-agri) se apoya por el segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC) a raíz de la reforma de 2013, de acuerdo con el Reglamento (UE) n.º 1305/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo del 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Por | 2018-09-17T11:19:25+00:00 17 de septiembre, 2018|Notas de prensa, Noticias|Sin comentarios

Deje su comentario